¿Se puede soñar con McLaren?

Ya ha habido dos carreras de esta temporada. Australia y Baréin han dado el pistoletazo de salida al campeonato. McLaren, como la gran mayoría de equipos, han mejorado. Pero no solo ellos sobre lo del año pasado. McLaren, respecto de sus rivales más próximos, ha mejorado también y no sólo respecto a sí mismos. Pero, ¿cuánta esperanza se puede tener en los de Woking?

De primeras, hay que decir que tampoco hay que confiarse. Si se le está viendo cerca al equipo de Woking, es debido, entre varios factores, a que sacrificaron el final de temporada del año pasado para centrarse en ésta. Empezar a trabajar en verano del año pasado, ha hecho potenciar el monoplaza de este año, que además, tiene normativa nueva. ¿Qué más habría que tener en cuenta?

Ritmo en diferentes tipos de circuito

En Albert Park ya se pudo ver algún destello de esperanza. Uno de los puntos flacos del McLaren del año pasado era la clasificación y, aunque cogido con pinzas, en Australia, Lando Norris pudo clasificar en octava posición. Sainz, debido a factores externos, no pudo pasar de la Q1 pero sí que tenía el ritmo para estar en la Q3. En carrera, debido a la estrategia y por una rotura de motor, no cosecharon un buen resultado.

Las buenas sensaciones que dejó Albert Park en Woking, se pudieron confirmar este pasado fin de semana. Baréin, un circuito que, por sus características, hace falta ser eficiente aerodinámicamente, algo que en Australia no era tan necesario. Hay que recordar que, uno de lo mayores problemas del McLaren del año pasado era precisamente eso, producía demasiado drag y en este tipo de circuitos sufrían.

En clasificación, ambos pasaron a Q3, quedándose bastante cerca del Red Bull de Max Verstappen. Otro problema de fiabilidad, camuflado por el incidente con el neerlandés, habría hecho no demostrar el buen ritmo que sí demostró Lando Norris. El rookie obtuvo una meritoria sexta plaza, mostrando un buen ritmo.

D2_wxP4WkAI0lCG
vía: @McLarenF1

Cambios estructurales

En conjunto se sabe que, este año tienen una dupla de pilotos fantástica para desarrollar el coche y, lo que es más importante, están ultramotivados, algo que, por lo menos Vandoorne, no tenía. Además, Alonso sigue vinculado a la estructura británica y, las dudas que puedan surgir en el desarrollo del coche, el ovetense puede ser un factor que tendrán en cuenta, gracias a su gran conocimiento del coche y desarrollando, es uno de los mejores.

No es el único cambio. James Key, ex-ingeniero de Toro Rosso, ya ha empezado a trabajar con McLaren y, se sabe que él, es un gran diseñador y podrá ayudar a rectificar los errores de diseño. Además, otra incorporación importante es la de Andreas Seidl. El alemán se ha incorporado a la actividad como director técnico. Seidl, quien es graduado en ingeniería mecánica, tiene una trayectoria en el motorsport envidiable: responsable de test y competición en F1 en BMW Sauber, director de operaciones de carrera del DTM en BMW, logrando el título en 2012 y team principal de Porsche en el WEC, logrando las 24h de Le Mans y el mundial en más de una ocasión.

Así que respondiendo a la pregunta del título, se podría decir que, este año, más que los anteriores, se puede soñar con que la escudería con sede en Woking, consiga ir para arriba y, quién sabe si en los próximos años, algo más grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s